Arcsa audita distribuidoras farmacéuticas para certificación BPA, D y T – Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria

Técnicos de la Coordinación Zonal 3 de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) realizan auditorías a establecimientos farmacéuticos de las provincias de su jurisdicción y el Distrito Metropolitano de Quito (como apoyo a la Coordinación Zonal 9), previo a la emisión de la certificación en Buenas Prácticas de Almacenamiento, Distribución y Transporte de medicamentos (BPA, D y T).

El objetivo de la auditoría es verificar el cumplimiento de la normativa técnica sanitaria de casas de representación de medicamentos y distribuidoras farmacéuticas que almacenen, distribuyan o transporten: medicamentos en general, medicamentos biológicos, medicamentos homeopáticos, productos naturales procesados de uso medicinal, productos dentales, productos para la industria farmacéutica, dispositivos médicos, reactivos bioquímicos de diagnóstico, cosméticos, productos de higiene doméstica y productos absorbentes de higiene personal.

Este tipo de empresas deberá implementar los mecanismos apropiados para obtener la certificación del cumplimiento de dichas normas.

“Realizamos auditorías en distribuidoras farmacéuticas a nivel nacional, con la finalidad de garantizar que dentro de la cadena logística de comercialización se cumpla con buenas prácticas tanto en almacenamiento, la distribución y en el transporte de los productos”, aseguró Esther Cajamarca, técnica de Arcsa, “con el objetivo de mantener la calidad y características de los mismos, y localizar de forma rápida y oportuna aquellos productos que presentan alertas o fallos en la calidad, evitando así un perjuicio a los consumidores”.

Así también, Cajamarca explicó que la auditoría incluye la revisión de la gestión de procesos, parte documental de la empresa, condiciones de infraestructura, condiciones ambientales, entre otros parámetros, para que los productos sean seguros, inocuos y eficaces.

Las auditorías a distribuidoras farmacéuticas constituyen un requisito para la obtención de la certificación BPA, D y T, documento que permitirá a este tipo de empresas la libre distribución y comercialización de medicamentos en los establecimientos farmacéuticos de todo el país.

En la Zona 3 existen 14 distribuidoras farmacéuticas certificadas: 8 en Chimborazo, 5 en Tungurahua y 1 en Cotopaxi.

 

Para que tú estés bien, hacemos las cosas bien.